Daily Report

Hoy se concentrará la agenda macro en la intervención del BCE donde el mayor impacto energético en Europa y su última referencia de IPC, refuerzan la necesidad de emprender una subida de 0,75% en lugar de 0,50%. La publicación del Libro Beige enfatizó la debilidad de los prospectos de crecimiento en US, proyectando también su austeridad para el 2023. El Libro afirma también, que ya se están contemplando signos de desaceleración en la inflación. Las palabras de Brainard (VP FED) también sirvieron de revulsivo para el mercado tras ratificar la línea del banco para aliviar inflación, pero también las consecuencias asociadas a los riesgos de un endurecimiento excesivo. En Europa, Bruselas ha propuesto un “Clawback” a las compañías no-gasistas consistente en elevar el límite de ingreso a 200EUR/MW. Este efecto tuvo una gran acogida en bolsa donde previamente se había sembrado una incertidumbre tras la posibilidad de que la regulación rompiese drásticamente con el sistema marginalista. En Deuda vimos una corrección generalizada en rentabilidades en donde los bonos recibieron un alivio tras el desplome del crudo que puso en la palestra un hipotético enfriamiento de precios.  En commodities la caída del Brent del 4% tras el desvanecimiento de las expectativas de demanda desemboca a su vez en mayores proyecciones de enfriamiento de precios y así en un relajamiento de los bancos centrales. El Brent perdió así los USD90/b por primera vez desde que se desencadenó el conflicto en febrero. Propuestas de regulación energética europea más laxas como hemos visto o movimientos corporativos como sucedió ayer en el upstream de Repsol refuerzan nuestra tesis de que las renovables serán las grandes favorecidas de la crisis energética en europea.

Fuente: GVC Gaesco

Descargar el documento completo

EnglishSpanish