Previsiones

Europa se enfrenta a los problemas de deuda

Si bien acertamos la fuerte de revisión a la baja para este 2022, esperamos que en el segundo semestre y el primer semestre del 2023 el protagonista podría ser el contagio de la deuda periférica si no hay un mayor detalle en la política “antifragmentación. Las previsiones de los indicadores avanzados sugieren un invierno con mayor debilidad económica.

La inflación y la subida de tipos

La inflación de cara al segundo semestre perderá ímpetu por el lado de la demanda sobre todo después del verano. No esperamos más subidas de tipos por parte de los Bancos Centrales.

 

 

 

La desaceleración del sector inmobiliario en Estados Unidos

Ante la subida de tipos esperamos que los datos inmobiliarios de Estados Unidos empiecen a enfriarse. Creemos que los precios han tocado techo y la actividad la veremos reducida ante tal incremento de los costes financieros.

PRINCIPALES PREVISIONES

La economía global se desacelera con mayor ímpetu que las previsiones de inicio de año. Tal revisión a la baja van describiendo un escenario más complejo por varios motivos:

  1. El sector inmobiliario chino sigue mostrando signos de preocupación.
  2. Inflación al alza protagonizada por los precios energéticos, petróleo y agudizada por el conflicto entre Ucrania y Rusia. Observamos de cara al segundo semestre una relajación importante de las materias primas causada por la desaceleración económica.
  3. El endurecimiento de la política monetaria por parte de la Fed y del BCE siguen creando un tensionamiento muy notable en el mercado de renta fija y variable. 

Adjuntamos diferentes gráficos  proporcionados por Stadista:

PRINCIPALES PREVISIONES
Los últimos indicadores de confianza del mes de agosto nos indican que la recta final de año será compleja. Ante ello será clave:

  • Ver el desenlace del conflicto entre Ucrania y Rusia. Con ello todo lo relacionado con el gas donde se observa como los empresarios alemanes sus índices de confianza empresarial (IFO) muestran preocupación.
  • Ante la subida de tipos por parte del BCE y una inflación que sigue elevada será el principal reto buscar el binomio entre controlar los precios y que no se encalle más el crecimiento..

 

 

PRINCIPALES PREVISIONES
​Estados Unidos muestra dos trimestres consecutivos en caídas en el PIB lo que describe que la economía se encuentra en recesión técnica.  La problematica de la inflación que sigue siendo alta y unos tipos que se sitúan en el 2,25%-2,5% conllevan que el crecimiento de los próximos trimestres serán débiles.

 

PRINCIPALES PREVISIONES

Latinoamérica gira a la izquierda en la gran mayoría de países. Actualmente observamos un aumento de la tensión acelerada por la crisis del covid y una inflación que ha hecho que el clima social haya un claro descontentamiento.

Los niveles de informalidad, la corrupción son las dos grandes problemas que padece la región. Sin embargo, Latinoamérica presenta grandes oportunidades en el comercio y otros servicios.

México y Brasil siguen liderando la región. Sin embargo, México ante la desaceleración de Estados Unidos sus perspectivas son peores.

PRINCIPALES PREVISIONES
El siglo XXI sigue mostrando como Asia va ganando terreno en términos de PIB como en términos de relevancia geopolítica. China sigue liderando el crecimiento de la región, aunque pensamos que la India será el cambio de liderazgo en los próximos años. En este sentido, China muestra grandes retos en su economía:

  • La desaceleración del sector inmobiliario con el caso el "default" de Evergrande
  • El envejecimiento de la población con el problema estructural del hijo único.
  • "Shadow banking" que debe regularizarse ante un apalancamiento privado elevado.

No obstante, China presenta una situación de fortaleza ante los nuevos retos digitales y con una economía que ha sido capaz de exportar valor añadido a todo Occidente. El panorama geopolítico pasará por cerrar la tensión con Taiwan y Estados Unidos.

PRINCIPALES PREVISIONES
Las previsiones de España para los próximos años son de un crecimiento tras la crisis del covid19. No obstante, no se espera un crecimiento robusto debido a los fuertes desequilibrios que padece la economía española. Aun así, un escenario adverso se reflejan crecimientos del 4% para el 2022 y 1,5% para el 2023. Tener una economía con tal desequilibrio con un déficit que sigue en negativo 12 años después del estallido de la crisis inmobiliaria, y una deuda que se sitúa por encima holgadamente por encima del 100%, muestran puntos muy endebles para un crecimiento robusto. Y no es por menos, el cambio de sesgo de la política monetaria por parte del BCE con tal déficit y tal deuda son los principales escollos para ser plenamente optimistas. En este sentido, el envejecimiento de la población con una población de 10 millones de pensionistas y una presión fiscal que suma un 35,4% en relación con el PIB dan poco margen de maniobrabilidad para el ejecutivo.

EnglishSpanish