Daily Report

Según avanzamos la temporada estival los vientos de cara van de menos a más, aflorando fuertes descuentos en las bolsas que hacen que los mercados se estén moviendo por impulsos en lugar de por fundamentales. La falta de visibilidad tras el repunte de la inflación americana nos invita a darle más tiempo a la evolución de la crisis energética y así poder hacer valoraciones más reales. Esta semana tendremos reunión del BCE en donde esperamos que el organismo aumente tipos 0,25% en julio y 0,50% en septiembre además de esperar más detalles sobre el mecanismo anti-fragmentación, cobrando especial relevancia ante un concierto convulso en Italia. Seguiremos de cerca los resultados empresariales 2T 22, que comenzarán a tomar relevancia en Europa después de que los principales bancos americanos hubieran estado por debajo de lo esperado dejando entrever así una menor actividad económica. En renta fija la presión estará centrada en Italia, remunerando 3,25% 10Y a la espera de que se recomponga su estabilidad política. Los Treasuries americanos acusan su pendiente invertida remunerando más el 2Y que el 30Y, mientras que los plazos intermedios se sitúan por debajo de ambos. El crudo vuelve a superar los USD101/b respetando su soporte en la zona de USD97/b mientras que sus alicientes y las adversidades siguen compensados. El día 21 de julio el Gaseoducto Northstream II debería retomar su actividad, por lo que cualquier contratiempo alteraría el mercado en el corto plazo. El USD vuelve a estar por encima de la paridad después de que Bullard enfriase las expectativas de un ajuste en la FED de un 1% en julio. Mientras tanto en el BCE aumenta la presión con la crisis energética, las revisiones a la baja de la Comisión Europea o la crisis en el Movimiento 5S. En un entorno de baja actividad y con numerosas adversidades tendría más sentido una estrategia de “Wait & See”.

Fuente: GVC Gaesco

Descargar el documento completo

EnglishSpanish