Daily Report

Las proyecciones de una mayor probabilidad de relajación del endurecimiento monetario desde la FED tras un hipotético enfriamiento de la inflación, sigue dando inercia positiva a un mercado americano que se comportó mejor que Europa. Sin embargo, continúa la incertidumbre tras el rebote del 12% en las bolsas globales desde junio mientras que persisten las presiones en precios y a una desaceleración económica en US y China. Las declaraciones ayer de tres funcionarios de la FED enfriaron el sentimiento que trajeron las minutas tras manifestar su voluntad de apoyar con un incremento de 75pbs en septiembre para aplacar el acelerado ritmo de precios. El BCE por su lado sí que podría redoblar la presión monetaria con una subida de 50pbs en septiembre como habría sugerido un miembro del comité ejecutivo tras conocer el repunte del IPC de Julio. En Deuda tuvimos movimientos estrechos que no indicaron una conclusión clara sobre los funcionarios que estarían a favor de subir 0,50pbs o bien 75pbs%. En divisas, las controvertidas expectativas de los inversores sobre la próxima reunión de la FED, reorienta al USD a máximos de un mes, hasta EUR/USD 1,0078. En materias primas el Brent se recupera tras perder los 92USD/b tras unas menores expectativas de consumo si se acentúa la desaceleración global y se encarece la financiación. Indonesia por su parte ha anunciado que podría imponer un nuevo impuesto a las exportaciones de níquel este año. En macro conocimos el IPC subyacente de la UE (jul), tres décimas por encima del dato anterior, pero en línea con consenso, lo que ha propiciado a algunos miembros a poner en la mesa un ajuste de tipos del 50pbs. Mientras que el bajo nivel de volatilidad tanto en renta fija como en variable está incentivando a los inversores a entrar, eventos como Jackson Hole la próxima semana, ayudarán a determinar si bien es sostenible.

Fuente: GVC Gaesco

Descargar el documento completo

EnglishSpanish