Daily Report

Tras una nueva parada de mantenimiento en el Northstream II se teme que la crisis energética pueda recrudecerse mientras que los escasos volúmenes hídricos en Europa amenazan con truncar la normalidad logística en el corazón del continente.  Sin embargo, el buen sentimiento de consumo interno en US, la no escalabilidad de la tensión entre China y Taiwán o los estímulos anunciados sobre la economía china han ayudado a que el saldo semanal haya arrojado correcciones moderadas. El próximo día 25 de agosto el foco de atención se centrará en Jackson Hole, en donde a pesar de una moderación de expectativas monetarias esperamos que la FED siga enviando señales de dureza: Mientras que el dato de empleo siga manteniéndose fuerte, en 3,5% y la inflación siga tan alejada del objetivo, los mensajes seguirán aludiendo a la dureza. El mercado descuenta un que la FED alcance el 4% en 2023. En deuda se han disparado las rentabilidades soberanas WTD debido a un incremento de la rotación desde activos de riesgo y también por la renovación del sentimiento de continuidad de endurecimiento monetario en FED y en BCE: Exceptuando el tramo 10Y, la totalidad de los tramos de Treasuries retoman la senda por encima del 3% mientras que el Bund supera el 1,20%. En macro esta semana lo más relevante serán los datos manufactureros y servicios tanto en Europa como en US así como algunos datos de confianza en donde ambos experimentarían una ralentización moderada. En materias primas el crudo se modera en USD95,50/b debido a que el desgaste económico en China y las nuevas conversaciones con Irán podrían sembrar una nueva oferta de barriles en el mercado. Tras la revalorización acumulada en las últimas semanas contribuida en parte por los resultados, ahora con escasas palancas a la vista los mercados deberían continuar desaguando parte de lo recorrido. 

Fuente: GVC Gaesco

Descargar el documento completo

EnglishSpanish