Daily Report

Tras las últimas correcciones las bolsas han borrado las ganancias de verano volviendo al punto de partida, con los bancos centrales y la crisis energética como amenazas de primera línea. En primer lugar, el lenguaje adoptado por la FED en donde sentenciaba un objetivo de inflación del 2% a cualquier precio hacía temer que el BCE pudiera alinearse, después de surgir nuevas posturas por algunos de sus consejeros. En segundo lugar, la crisis energética siembra un decalaje importante a ambos lados del Atlántico: La parada de mantenimiento en el Oleoducto Nord Stream debería reanudar sus flujos a finales de esta semana, sin embargo, el recelo occidental ha incentivado a una optimización de reservas que podría alcanzar en septiembre su objetivo de octubre, con un nivel de almacenamiento del 85%. En tercer lugar, las interrupciones en las cadenas de suministro serán un factor clave: Mientras que los inventarios de algunas actividades como semiconductores podrían haber visto lo peor la crisis energética, otros sectores intensivos en energía como vidrio o fundición podrían desembocar en nuevas paradas técnicas. En deuda continúa la tensión, con la rentabilidad del Bund alcanzando 1,50% mientras que el desconcertante panorama de elecciones en Italia sitúa su Tir en 3,80%. En Commodities destacamos la caída de casi el 40% en el precio del TTF Gas (Holanda) desde la semana pasada tras conocerse los amplios niveles de reservas en Alemania. El Brent por su parte prosigue la escala tras rebotar más del 8% desde la última semana por los posibles recortes en la producción de los países de la OPEP+. Las volatilidades VIX y V1X se reacoplan con la incertidumbre en los índices que vuelven a acercarse a referencias clave, mientras que múltiplos como los del Ibex se encuentran a tan solo a 13x P/E 2022. 

Fuente: GVC Gaesco

Descargar el documento completo

EnglishSpanish