Cycle Report

Aunque el ciclo se sigue mostrando expansivo, se empieza a ver un  debilitamiento en el mercado inmobiliario y un incipiente cambio de tendencia en el mercado laboral. La situación económica general será afectada en los próximos trimestres por las fuertes subidas de tipos por parte de la FED.

Los riesgos de mercado aumentan tras el incremento del VIX, debido a las rentabilidades negativas que han asolado esta semana el mercado de renta variable. La elevación de la TIR de los bonos estadounidense también intervienen en esta situación de inestabilidad.

Las valoraciones de mercado se ajustan a la espera de que los beneficios futuros cumplan las expectativas marcadas y la influencia que la inflación tendrá en ellos.

El mal dato de inflación del pasado viernes complica la hipótesis de una subida de precios transitoria comulgada por los principales Bancos Centrales. Los mercados responden a este cambio de expectativas con descensos en los precios, tanto de la renta fija como en la renta variable, y lleva a la FED a marcar mayor rigor en su política actual. En la reunión del miércoles, Jerome Powell anunció una subida de tipos 0,75 puntos básicos, el mayor aumento de los últimos 28 años, encontrándose ahora en una horquilla del 1,5% y el 1,75%. Según la herramienta estadística de sentimiento de CME group sobre las expectativas de subida de tipos en la próxima reunión el 27 de Julio, un 90,9% estima que se llegará hasta la horquilla del 2,25% hasta el 2,5%, aumentado considerablemente desde saberse el último dato de inflación, donde solo un 9,5% esperaba una subida tan alta.

El cambio de sesgo de la política monetaria conlleva un cambio de realidad en los indicadores. Esperamos que el ciclo expansivo pierda velocidad. En este sentido, las peticiones de desempleo aún siendo mínimas en datos históricos si que se observa un cambio de tendencia. Del mismo modo, el mercado inmobiliario también se debilita, con un aumento del tipo de interés hipotecario a 30 años al 5,65%, viniendo del 3% a principios de año, según MBA. Los pedidos nuevos de construcciones disminuyen en mayo más de lo previsto, un 7% por debajo del dato anualizado de abril, pero con un incremento 0,2% interanual. En lo que a sentimiento se refiere, el Índice de fabricación de la Fed de Filadelfia que determina la salud económica del sector manufacturero, se pone por primera vez en negativo tras la crisis del COVID, debido a las malas expectativas de inflación y subida de tipos que hemos comentado.

Descarga el documento completo

EnglishSpanish