Cycle Report

Estados Unidos permanece en una recesión técnica, de todas formas el deterioro en sus indicadores coincidentes todavía es moderado. Con el descenso de la inflación, veremos si el Soft-Landing buscado por la FED puede llegar a cumplirse.

Los riesgos de mercado se mantienen constantes, con una mejora del spread 2A-10A, que, a pesar de seguir siendo negativo, pasa de -50 a -33. Por otro lado, los bonos high yield cotizan ya a una TIR del 12,7%.

Con la mayor parte de resultados empresariales ya publicados, tenemos una valoración de mercado con un tono ambivalente, donde las recientes subidas de renta variable empiezan a corregir la situación de infravaloración que se observó las pasadas semanas.

Por primera vez desde principios de 2021, la inflación ha disminuido y lo ha hecho en mayor medida a lo esperado. Como venimos informando desde semanas previas, los descensos en las commodities indicaban esta dirección en la evolución de precios. Esto se puede apreciar en el valor del petróleo, que ya se encuentra en niveles antreiores a la guerra en Ucrania. En el mismo sentido, el índice de precios manufactureros también desciende más de lo esperado, con un valor no visto desde mediados de 2020. Esta situación parece indicar un posible techo en la inflación, que, junto a un mercado laboral en un sutil deterioro, donde los pedidos de desempleo han aumentado un 50% desde mínimos de abril de 2022, deja una situación complicada para la FED. Marly Daly, presidenta de la FED de Sant Francisco, indicó que la inflación sigue siendo elevada, y es por ello que se generó expectativas de más subidas de tipos tanto en septiembre como en 2023, aún así todo ello se verá supeditado la evolución de las commodities.

Descarga el documento completo

EnglishSpanish