Cycle Report

Aunque el ciclo se sigue mostrando expansivo, se empieza a ver un debilitamiento en el mercado inmobiliario y un incipiente cambio de tendencia en el mercado laboral. La situación económica general será afectada en los próximos trimestres por las fuertes subidas de tipos por parte de la FED.

Los riesgos de mercado aumentan, cerrando el S&P500 en un -8% este mes de julio y con un aumento de las TIRs de los bonos high yield hasta el 12%.

Las valoraciones de mercado se ajustan a la espera de que los beneficios futuros cumplan las expectativas marcadas y la influencia que la inflación tendrá en ellos. Algunas de ellas ya esperan recortes en los beneficios, como Nike, que disminuye su perspectiva fiscal para 2022.

La última revisión del PIB refleja que la economía estadounidense desacelera con mayor intensidad su crecimiento. Caída del PIB real baja 0,1% según la segunda estimación. Del mismo modo, el PCE Price Index, indicador que refleja los cambios en los precios bienes y servicios adquiridos por los consumidores, refleja una mayor presión por parte de la Fed de cara a su futura política monetaria. La nota positiva fue las revisiones al alza de la inversión privada en inventario, la inversión fija no residencial, las exportaciones, el gobierno estatal y local. No obstante, preocupa los datos desglosados de la industria. En el primer trimestre, las industrias privadas productoras de bienes disminuyeron 6,9%, las industrias privadas productoras de servicios disminuyeron 0,8% y el gobierno aumentó 2,0%. En general, 9 de 22 grupos industriales contribuyeron a la caída del PIB real. Dentro de las industrias productoras de bienes privados los principales contribuyentes a los descensos fueron relacionados bienes duraderos. Del mismo modo, la industria productora de servicios privados el principal catalizador a la baja fue el comercio minorista, las finanzas y seguros.

En conclusión, somos cautos ante el futuro crecimiento estadounidense, ya que el sector inmobiliario, la industria de mayor contribución, puede empezar a dar un freno ante la escalada de los costes financieros como ya hemos advertido en otros informes anteriores.

Descarga el documento completo

EnglishSpanish