Cycle Report

Aunque el ciclo se sigue mostrando expansivo, se empieza a ver un  debilitamiento en el mercado inmobiliario y un incipiente cambio de tendencia en el mercado laboral. La situación económica general será afectada en los próximos trimestres por las fuertes subidas de tipos por parte de la FED.

Los riesgos de mercado aumentan tras el incremento del VIX, debido a las rentabilidades negativas que han asolado esta semana el mercado de renta variable y al aumento de las TIRs de los bonos high yield.

Las valoraciones de mercado se ajustan a la espera de que los beneficios futuros cumplan las expectativas marcadas y la influencia que la inflación tendrá en ellos.

Las actuaciones de la Reserva Federal en las próximas comparecencias no serán fáciles. Todo lo contrario, la macro sigue debilitándose en un entorno de incremento de tasas de interés por parte de la Fed. Todo ello, nos lleva en una clara desaceleración donde nuestro mapa probabilístico nos sugiere que la economía estadounidense se enfrenta en un segundo semestre de menor crecimiento. Afirmar que la economía estadounidense va a entrar en recesión es una temeridad ahora mismo, sobre todo observando un mercado laboral que se encuentra en una tasa cercana al paro natural. No obstante, el panorama que vamos observando cada semana es un claro deterioro en muchos entes de la economía. El sector inmobiliario es un ejemplo, y refleja que podríamos estar cerca de un techo de mercado. En este sentido, el precio de la vivienda media superó los 400.000 dólares por primera vez en mayo de 2022. Sin embargo, las ventas siguen disminuyendo en 3 de las 4 regiones de Estados Unidos y muestra claramente que los costes financieros hacen mella a la actitud de los inversores y consumidores. Con todo, ante una inflación instalada en cotas altas no sugiere cautela. El aplanamiento de la curva entre el bono a 2 años y 10 años nos rectifica que la situación a corto plazo no es halagüeña.

Descarga el documento completo