Cycle Report

El ciclo económico parece mejorar ante algunos indicadores de producción industrial que han sorprendido al alza, pero también hemos visto como los indicadores de confianza (PMI) siguen debilitándose.

Los riesgos de mercado disminuyen, gracias al descenso de volatilidad en los mercados tanto de renta variable como fija. La prima de riesgo española encabeza a los subindicadores con mayor incertidumbre.

Esta semana de presentación de resultados nos deja una estimación de aumento de los BPA’s en un 14,4%. Destacamos un aumento de ingresos en HSBC y BP.

La desaceleración económica sigue confirmándose en la zona euro. Aunque los datos que se han registrado han estado por encima del consenso, los datos definitivos de la encuesta de Markit, el PMI compuesto de actividad en la zona euro, se situó en 49,9 versus los 52,0 en junio registrando su mínimo de diecisiete meses. Si desglosamos la encuesta el dato positivo es que parece que la inflación va a menos según los gestores, sin embargo, las empresas encuestadas en ambos sectores, sector manufacturero y servicios subrayaron que el principal escollo es la alta inflación que está teniendo una afectación clara en la actividad, lo que sugiere que la demanda se va ajustando a pedidos más bajos. El ritmo de declive fue leve y no significa que entremos en terreno recesivo, sin embargo, la creciente preocupación sobre el suministro futuro de gas y las presiones de precios, son claros riesgos a que la recesión podría adentrarse a  finales del 2022. En consonancia, se desglosamos el indicador la caída de los nuevos pedidos fue la más fuerte en poco más de nueve años lo que sugiere que la demanda para los próximos meses no se recuperará si los precios no empiezan a disminuir de una forma severa. Todos los países de la zona euro registraron descensos en sus respectivos índices PMI Compuestos en todos los ámbitos.

Descarga el documento completo

EnglishSpanish