Cycle Report

Los datos estadounidenses de esta semana siguen mostrando que la economía estadounidense empieza a mostrar una mayor debilidad en el empleo.

A nivel de riesgos, mejora de la volatilidad que se situo por debajo de 30%.

A la espera de los resultados del tercer trimestre, se observa que las caídas de renta variable empiezan a mostrar un mercado infravalorado.

Los indicadores del sector laboral estadounidense previamente publicados al dato de desempleo reflejan que este empieza a ralentizarse. Uno de estos indicadores es el informe JOLTS de los EE.UU. (Job Openings and Labor Turnover Survey), basado en una encuesta realizada a empleadores. Este sondeo sirve para analizar el número de vacantes que hay en la gran mayoría de sectores. El cálculo incluye todas las vacantes que siguen abiertas a partir del último día hábil de un mes. De esta manera, si el dato que se ofrece aumenta respecto a los previos significa que el número de vacantes aumenta y por lo tanto el mercado es robusto. Con todo, observamos que los datos empiezan a mostrar un menor dinamismo, sobre todo el último dato de esta semana ha sido por debajo de las previsiones y por debajo del dato anterior. Del mismo modo, las peticiones de desempleo reflejan un ligero aumento respecto a los meses anteriores, sin embargo, no son cifras alarmantes. Por este motivo, el mercado interpreta que unos malos datos macro pueden inducir a una menor presión por parte de la Fed, es decir: “bad news are good news in the short term”.

Descarga el documento completo

EnglishSpanish