Cycle Report

Los datos estadounidenses de esta semana muestran que los precios siguen lejos de relajarse. Respecto al mercado laboral, sabiendo los datos de empleo de la semana pasada observamos un mercado laboral robusto aunque empezamos a observar poco a poco incrementos de las peticiones de desempleo.

A nivel de riesgos,  la renta fija sigue mostrando una volatilidad elevada, sin embargo la volatilidad de la renta variable a pesar de tener un gran movimiento el jueves la volatilidad está por debajo de 35%.

Buenos resultados y guidance de Pepsico. Asimismo, Wells Fargo y JP Morgan han salido por encima de las expectativas.

El dato de inflación americano sigue mostrándose alto, lo que se traduce en una mayor presión por parte de la Fed en seguir subiendo tipos. Si bien antes del dato publicado había alguna esperanza de una subida menor, tras el dato se descuenta una subida del 0,75% situando los tipos al umbral del 4%.      El dato de inflación subyacente, que excluye la energía y los alimentos no elaborados, se ha situado en el 6,6% en tasa interanual, empeorando el dato de agosto (6,3%) y las previsiones del consenso, que anticipaba un 6,5%. Se trata del mayor aumento de 12 meses en ese índice desde agosto de 1982. No obstante, el dato de inflación general se ha situado en septiembre en el 8,2% en tasa interanual, frente al 8,3% registrado. Todo parece que el mercado laboral tendrá que ralentizarse si se quiere controlar la inflación, de todas formas, los datos publicados la semana pasada parecen describir un el mercado laboral que sigue siendo robusto. Sin embargo, tal y como apuntábamos con los indicadores más avanzados empezamos a ver algunos indicios que los próximos meses dicha tasa podría subir. En consonancia a ello, el dato de peticiones semanales por desempleo se sitúa en su nivel más alto en siete semanas, subiendo hasta 228.000. Nuestro pronostico a nivel de inflación es que la inflación empezará a bajar de forma considerable a partir de inicios de 2023.

Descarga el documento completo

EnglishSpanish