Cycle Report

Los datos inflacionarios de Alemania siguen perjudicando el ciclo económico y sugieren mayor endurecimiento de la política monetaria por parte del BCE.

 A nivel de riesgos, sigue empeorando la situación ante un VIX que se ha mantenido durante toda la semana a 30.

 El mercado se encuentra en un momento de infravaloración a esperas de los resultados del tercer trimestre.

Los datos destacados de la semana son los IFOs. Se trata del índice de clima empresarial alemán, que encuesta a 7.000 ejecutivos y mide el desarrollo de la economía de su país. La encuesta evalúa la situación de negocios a corto plazo y plantea una situación muy compleja. El dato publicado el lunes cayó a 84,3 puntos en septiembre, frente a los 88,6 puntos (ajustados estacionalmente) de agosto, el valor más bajo desde mayo de 2020. La economía se resiente en todos los sectores y muestra que el pesimismo ha crecido sobre todo en el comercio minorista.  Lo preocupante no es tanto el dato actual sino las expectativas que han caído a un mínimo histórico, confirmando que la recesión en Alemania es inevitable. Si observamos la media de los últimos meses el descenso es claro y parece que va a más, observando que los nuevos pedidos descienden con mayor fuerza. Según el instituto que publica los IFOs, la situación actual llevará a Alemania a una caída del 0,8% del PIB en el 2023. El dato positivo es que la bolsa empieza a descontar dicha realidad, después de los descensos vistos en los principales índices durante esta semana.

Descarga el documento completo

EnglishSpanish