Cycle Report

Aún siendo la desaceleración cada vez más fuerte, los indicadores coincidentes muestran un ciclo expansivo robusto, influenciado por la guerra de Ucrania, las altas tasas de inflación y las restricciones en China por la COVID-19.

Los indicadores adelantados y de sentimiento muestran una mayor debilidad para el futuro ciclo económico. Los riesgos disminuyen. El mercado de la renta fija de una tregua en el aumento de rentabilidades y el tipo de cambio eurodollar disminuye de valor.

Una vez salidos los resultados empresariales, el PER de shiller nos indica un mercado menos sobrevalorado, con un claro cambio de tendencia de las semanas anteriores. Veremos cómo reacciona el CAP/GDP a finales del cuatrimestre.

La inflación española da una tregua situándose en el 8,4%, un descenso de 1,4 puntos respecto al mes de marzo (cuando se situó en el 9,8%). Los motivos de tal descenso son la caída de la electricidad, donde las medidas adoptadas por el Gobierno hacen mella. La reducción del precio del petróleo de 20 céntimos muestra esa mejoría del dato de inflación, pero tal efecto tiene  consecuencias para la factura del gobierno. Con todo, la inflación sigue siendo alarmantemente alta. En este sentido, la nota negativa es la inflación subyacente que se enfila hasta el 4,4% reflejando que la presión de los precios no es únicamente por los alimentos frescos y la energía.

Sin dejar España, también hemos conocido los datos de empleo que siguen reflejando una economía que refleja desaceleración en este primer trimestre del año. Si que es verdad, que en este último año el empleo ha crecido en 878.000 personas, pero el dato queda totalmente desvirtuado por la salida de la pandemia. Con todos los datos, se observa que el paro sube hasta en el 13,65% lo que supone 3.174.700 parados. El gráfico que se observa a continuación es la ley de Philips que muestra la relación entre desempleo e inflación. La relación es negativa, un aumento del desempleo provoca una disminución de la inflación. Sin embargo, la relación no muestra una relación permanente y estable. Los precios, muestran una mayor rigidez que los datos de empleo, y refleja que la inflación actual es una inflación más de oferta que de demanda.

¿Qué debemos de tener en cuenta para la semana que viene?

  • Evolución de la guerra marcará el pulso de mercado.
  • Conferencias del BCE

Descarga el documento completo

Address

Rambla de Catalunya, 53-55 pis 4rt porta E

08007 – Barcelona

Email

research@gvcinstitute.com

EnglishSpanish